El Entrometido

Me han llegado varios emails en los cuales se asegura que como soy farandulero yo debo formar parte del comando de campaña de Kanye West. Yo me acabo de enterar que el cantante, o mejor dicho rapero, se inscribió como candidato a la presidencia de EE. UU. aquí en Colorado y va a aparecer en la boleta del 3 de noviembre nominado por The Birthday Party.

Debo decir algo. Conozco a West solo porque es la pareja de la mamacita Kim Kardashian. Pero, no sé como canta ni lo que canta. A mí lo que me gusta es la música de la Banda MS y los temas de mi compadre Cristian Nodal. Por ese motivo, niego rotundamente que tenga alguna simpatía por el próximo ex de la Kardashian. No voy a votar por él. Soy farandulero, pero me tomo la política en serio. La candidatura del rapero es un invento del pelo de elote.

Hablando de mi compadrito Christian, yo no me creo la noticia de su romance con Belinda. Ya les había comentado del romance de mentirita entre Belinda y Lupillo. Ahora, riegan este rumor del romance de Belinda con el cantautor de “De los besos que te di”. Ambos son coaches de La Voz. Han salido fotos y video cariñosos. Pero, yo no sé. Había leído que Nodal buscaba más bien una relación con Ángela Aguilar, la hija menor de Pepe Aguilar.

De ser verdad, Belinda es casi una “cougar”. La cantante es diez años mayor que el mas famoso cantautor del “mariaqueño”. Christian es un chavito, casi que todavía usa pañales. Creo que este rumor busca promover el programa” La Voz” en México. O también buscan promover algún tema musical que deben estar cocinando el Christian y la Belinda., ¿qué piensan ustedes?

Después de estas simpáticas historias me pongo a platicar sobre los artistas, pero del crimen. Estoy seguro que han escuchado el nombre de Jeffrey Epstein, millonario que no le bastó con su cuantiosa fortuna. Se convirtió en un traficante de menores de edad. El acaudalado empresario fue apresado por su delito y pocos días después fue encontrado ahorcado en su celda de prisión. Un misterio.

El Entrometido

Epstein tenía entre sus clientes al príncipe Andrew de Inglaterra. Epstein no trabajaba solo en esto de encontrar jovencitas para luego abusar sexualmente de ellas. Lo acompañaba su novia Ghislain Maxwell, aristócrata inglesa hija de un respetable banquero. Maxwell fue arrestada en una mansión escondida entre el bosque en New Hampshire.

Después de la suntuosa vida en el Jet set internacional y entre viajes en aviones privados y residencias en lujosas mansiones, Maxwell está confinada en una cárcel de Nueva York. ¿Se hará justicia en este caso? Como decía el filósofo neoyorquino, Pedro Navaja, “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Hasta la próxima.


También te puede interesar:

“Cambiaste todo”, la canción que ha alcanzado 3 millones de vistas en pocos días

Andrés Parra protagoniza serie sobre escándalo del fútbol chileno

Patricia Manterola, siempre regia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *